Facebook Twitter Google +1     Admin

Temas

Enlaces

Archivos

Cristina Grande

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2012.

LA REBOTICA

 

Mi farmacéutica se ha jubilado. Vino al mundo en una botica rural en 1932. Desde entonces, exceptuando su época de estudiante, siempre ha vivido encima de una farmacia, al lado de una farmacia, o en frente de una farmacia. Tuvo tres hijos, pero no conoció las bajas por maternidad, ni más de cinco días seguidos de vacaciones. Digamos que su profesión era un destino desde la cuna, más que una vocación. Me consta que le habría gustado dedicarse a la judicatura, lo cual no le ha impedido ejercer su profesión con la honestidad y dedicación propias de esa generación que lo ha soportado todo. “Creo que no hay profesión que haya cambiado más que la mía. De la rebotica de mi padre, con aquellos morteros, espátulas, y matraces con los que hacíamos pomadas y jarabes, a las pantallas de ordenador de ahora hay una incongruencia difícil de asimilar”, dice mirándose al espejo, preguntándose en el fondo cómo será su vida de jubilada. En su piso de la ciudad, en frente de la que ha sido su farmacia durante los últimos treinta años, ha montado un pequeño museo de la rebotica antigua. Junto a un pildorero hay una fila de tarros, frasquitos con preciosas etiquetas y carteles publicitarios de remedios que ya no existen (Barachol contra la sarna). Huele mucho a farmacia nada más entrar en el piso. Es domingo, el día de la madre. Voy a felicitarla. Está ordenando por alturas unas cuantas probetas de cristal. Tengo el privilegio de poder llamarla “mamá”, pero su verdadero nombre es Anunciación Marcellán.   

HERALDO DE ARAGÓN (8-5-2012)

09/05/2012 06:09 cristinagrande #. sin tema Hay 1 comentario.

QUEHACERES

Amanece muy temprano. Los vencejos, que viven prácticamente en el aire, animan con su algarabía a empezar la mañana con gran laboriosidad. Es época de ordenar y renovar armarios. La vieja lavadora, que lleva más de veinte años funcionando, que sólo iba a tirar una temporadita y salió tan barata, centrifuga por cuarta vez con la alegría de siempre. La edad no es excusa para hacer payasadas indignas como las abuelas de Rusia en Eurovisión. Las cuerdas del tendedero se comban por el peso de jerséis gordos y batones de invierno, más la manteta de viaje que en realidad nunca sale de casa y ronda por los sofás sesteros en el cuarto de la televisión, bufandas que llegan hasta el vecino de abajo, y de paso zapatillas de felpa y prendas sin ninguna utilidad que nadie se atreve a tirar. Por el suelo de la recocina circula una hilera de diminutas hormigas afanadas en sus propios quehaceres. A saber de dónde vienen y adónde van. Es época de romerías. En algún armario hubo una vez un traje de faralaes. El cielo está muy azul y corre una ligera brisa. La vecina del segundo tiende las cortinas dobladas para no estorbar ni hurtar la luz a los de abajo. Un halcón peregrino, quizás el que vive en una de las torres del Pilar, sobrevuela el Seminario de San Carlos, donde anidan los vencejos, en busca de alguna pieza que decapitar y ofrecer a la novia en el cortejo nupcial. Es época de bodas también. ¿Dónde estará el vestido de novia de la abuela? Todavía no son las ocho y queda un largo día por delante.

HERALDO DE ARAGÓN (26-5-2012)

31/05/2012 14:08 cristinagrande #. sin tema Hay 1 comentario.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris